TELÉFONO: 91 547 91 11 / 91 548 4 300

ALBERTO AGUILERA 64,1º CENTRO, 28015, MADRID Ver Mapa

Feb 21

LA AGRESIVIDAD DEL ADOLESCENTE HOY: PSICOPATOLOGIA.

El Adolescente de hoy no tolera la imposición, la obediencia no es su principal virtud, la escala de valores de las familias están en crisis , se han acostumbrado a participar en decisiones que les afectan , en casa cada vez más son el principal objeto de presiones y tensiones si hablamos por ejemplo de las separaciones y divorcios , éstos no encuentran entre los adultos los modelos ideales , la sociedad no es espejo de nada y está en crisis.
En la escuela reaccionan ante los profesores , las conductas oposicionistas no son más que la fiel reacción ante el desacuerdo que tienen con la vida. Dicha represión de rabia hacia la figura adulta la desplazan al entorno educativo , lo que se entiende por desobediente , en muchos de los casos lo que padecen son trastornos de la conducta y como tal tienen que ser tratados.

Cada vez son más los casos en los que se detecta claros signos de desorden mental en los adolescentes , generados por los consumos a sustancias tóxicas , especialmente al cannabis, provocadora de altos estados de Hipersensibilidad emocional, los alumnos sufren dificultades serias de atención y concentración. Por debajo de las conductas de los adolescentes están elaborandose estructuras anormales de la personalidad: Conductas disociales, atacan la norma , los límites , como un claro ejemplo de reivindicar su posición ante la vida, no son más que arrebatos que pueden derivar en cambios de humor patológicos en el adolescente.

Los alumnos en las aulas están desarrollando clara problemática Clínica , los desordenes mentales , los trastornos de la alimentación y el trastorno de atención no son más que el fiel reflejo de una serie de desajustes de la personalidad a los que el profesor se enfrenta cada día.

El desorden mental de los adolescentes está claramente influenciado, salvo aquellos casos de enfermedad de origen genético, por los influjos tan desfavorables que los adultos estamos transmitiendo, desde diferentes sectores. Su ocio gira excesivamente hacia el juego violento y es que muchos de los jóvenes buscan apoyo y seguridad en éste perfil, aceptándolo como el mejor amigo “virando” consecuentemente hacia conductas antisociales. Los adolescentes son un fiel reflejo de las conductas que aprenden , imitan nuestras propias fuentes de motivación , ilusión, alegría pero también la forma que tenemos de resolver conflictos, de manejar nuestros propios impulsos agresivos , de cómo gestionamos la rabia de las insatisfacciones que genera la propia vida así como nuestros hábitos cotidianos, horas de descanso de comer, hasta nuestras propias dietas…

¿Qué les sucede a los adolescentes? Tenemos un elevado porcentaje de ellos que sistemáticamente están abonados a la amenaza, al desafio, proyectan sus propios miedos a los más débiles , sin conectar ellos mismos con la propia fragilidad de su personalidad, en el fondo son personalidades inseguras, con baja autoestima, buscan de forma anormal un lugar en los grupos, llegando a desarrollar conductas altamente peligrosas para su salud mental , trastornos de conducta, que estan derivando en trastornos de personalidad conductas evolutivas en la adolescencia como puede ser el oposicionismo, esta derivando en posturas retadoras, que le está llevando a un estado de ideación , de irrealidad. Aparecen pérdidas de noción de la realidad, lo que en el caso de la rivalidad mal resuelta significa tanto como pretender sea lógico martirizar y hasta matar a quien se dice amar.

Los trastornos de la alimentación , es la respuesta de el cuerpo a tantos desajustes psiquicos, dado que el primer síntoma es la anorexia mental, adolescentes que se niegan a aceptar normas, que desafían el límite y que en posiciones extremas, les origina enfermedad.
Nos encontramos así pués con chicos que no dominan la rivalidad, la agresividad, la envidia,, tienen graves dificultades para tolerar sus propias insatisfacciones personales.
El adolescente desea ser tenido en cuenta, debemos de ser ejemplares con nuestras propias conductas, el adolescente está reaccionando ante lo que está viviendo, y buscan desaforadamente lo que internamente necesitan,: Escucha, Comprensión y Límites.

Soluciones para Profesores.

He podido evidenciar que son los grandes olvidados como agentes educativos, especialistas que soportan una gran carga emocional como es la del gran grupo de alumnos, muchos de ellos se quejan amargamente “… Recursos didácticos tenemos, libros, material de apoyo para resolver conflictos en el aula, todo está en nuestras manos, pero necesitamos cabeza….” “…un profesor me decía: “tengo 300 alumnos y material con soluciones prácticas para ellos… y yo”? ¿Quien se hace cargo de mis tensiones, mi desesperación, mis miedos…? en parte, proyectado por los padres desesperados con sus hijos, me desplazan su angustia….

Efectivamente, una propuesta efectiva para los profesores es crear grupos de encuentro debidamente dirigidos por aquel docente o docentes e incluso por un especialista, con amplia experiencia en gestión de grupo, capaz de generar espacio para sacar las tensiones, las desesperaciones, la rabia. El profesor tiene que tener espacio donde metabolizar toda la carga de la que se hace cargo, carga emocional, los profesores hoy en día se dedican más a contener ansiedades a calmar, a tranquilizar a su grupo, que necesita sentir un yo auxiliar, las familias desestructuradas están generando en la mayoría de los casos estructuras de personalidad frágiles, ni los niños , ni los jóvenes ni los adultos están preparados para las rupturas, que en una realidad social, actualmente los padres acaban de juzgado en juzgado, mutuos acuerdos solamente existe en la palabra. Toda esta carga la lleva el alumno, y es descargada en forma de tensiones, excesivo nerviosismo, diagnosticados con el ya famoso TDAH. (trastorno de atención con hiperactividad) Impulsos que se ponen de manifiesto en el aula, lo que genera que este tipo conductas sean copiadas por el resto de compañeros ,esto conlleva a que el grupo funcione por impulsos, actitudes desobedientes ,descaradas y hasta intimidando al profesor , el cual tiene que dominar sin remedio la situación de conflicto y saber aplicar estrategias de resolución de conflictos en el aula.

Hay una evidencia social de que los profesores se quejan que necesitan urgentemente cuidar su propio equilibrio emocional , puesto que sin éste equilibrio no es posible generar el entusiasmo y la motivación suficiente para llevar a cabo todas las estrategias educativas con el fin de resolver las diversas problemáticas que afectan a los adolescentes de hoy en día. No olvidemos que el trabajo del profesor es grupal creciendo cada vez más el número de alumnos conflictivos, si el profesor no asume que tiene una difícil tarea y no acepta que necesita apoyos específicos para ir al centro de trabajo con el mayor de los entusiasmos y sobre todo seguridad en sí mismo, ineludiblemente lo va a pasar mal- ya lo está pasando- así pues se requiere de manera urgente, una adecuada orientación para el profesorado de la sociedad actual que nos ha tocado vivir, para el manejo adecuado de diversas estrategias según los diferentes y variados conflictos sociales que acontecen en el aula hoy en día. Es importante que el profesor se sienta apoyado, facilitándole las herramientas adecuadas para conseguir resultados satisfactorios en el aula, que revierten en nuestro objetivo final: mejores resultados conductuales en el aula como grupo y en cada alumno en particular.

Pedro Santamaría Pozo.
Psicopedagogo
Especialista Universitario en Clínica y Psicoterapia

No comments yet.

Add a comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies